Medicamentos Genéricos

Durante el proceso de Conciliación Farmacoterapéutica hemos detectado que la identificación de los medicamentos por parte del paciente y/o familiar puede resultar una tarea complicada. 

Continuamente, los pacientes se quejan de los cambios en la marca dispensada y del trastorno que les supone, siendo motivo en muchas ocasiones del rechazo de los medicamentos genéricos.


Hoy en Polimedicados 2.0 os hablamos de los medicamentos genéricos y os damos algunas claves para identificarlos correctamente.

Los medicamentos genéricos son medicamentos equivalentes en eficacia terapéutica y seguridad a los marcas comerciales originales, sin embargo, conllevan un ahorro en el coste al no suponer gastos de investigación a los laboratorios fabricantes de genéricos.

Este ahorro repercute en la eficiencia de la sanidad pública, ya que permite a un menor coste tratar con la misma eficacia las patologías para los que están indicados estos medicamentos.


Identificación de los genéricos:

Los medicamentos genéricos se identifican fácilmente, ya que por regla general incluye el principio activo (composición) seguido del nombre del laboratorio fabricante y de las siglas E.F.G. (Equivalente Farmacéutico Genérico).

                  Ejemplo:  Atorvastatina 40 mg    -   APOTEX®     -     E.F.G.
                                    (Composición)          (Laboratorio)       (E.F.G.)

Sin embargo, debemos conocer que aunque no sea lo habitual, los medicamentos genéricos pueden denominarse con una marca siempre que no pueda confundirse con una denominación oficial española o una denominación común internacional ni inducir a error sobre las propiedades terapéuticas o la naturaleza del medicamento (Articulo 14.2 de la Ley 29/2006, de garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios)

Otras consideraciones en el uso genéricos:

-     En esta etapa de adaptación a los genéricos, seguimos acostumbrados a identificar los medicamentos por la antigua marca comercial que tomábamos o que conocemos por su amplio uso (Ejemplo, es frecuente hablar de Nolotil® en lugar de Metamizol), suponiendo este hecho un riesgo de duplicidad  en la administración. Este hecho lo podemos evitar si identificamos los medicamentos por su composición.

-     Debe saber también, que los medicamentos genéricos cuentan con la misma forma farmacéutica que la marca comercial original (comprimido, cápsula, parche,…). Sin embargo, los laboratorios fabricantes no tienen la obligación de mantener la misma forma y/o color. Entendemos que esta situación complica la identificación del medicamento cuando nos acostumbramos a una apariencia (Ejemplo, es frecuente hablar del medicamento para la diabetes como la pastilla grande y blanca), pero al no poder evitarse esta variabilidad por el momento, debe ser consciente de estos cambios y se recomienda, al igual que en el apartado anterior, identificar los medicamentos por su composición.

Y para terminar, en esta publicación donde comentamos las posibles confusiones que pueden dar lugar los envases y presentaciones de los fármacos genéricos (y no genéricos) no queríamos dejar de aprovechar la oportunidad de citar y felicitar a los compañeros farmacéuticos @sergiplata y @UnDeRCoST que a través del  Blog STOP Errores de Medicación denuncian el peligro que pudiera producirse por la confusión de los mismos y alertan de las posibles consecuencias.

Podéis seguir sus alertas y hacer vuestras aportaciones vía twitter utilizando el hashtag #StopErroresMed.



 

5 comentarios:

  1. Buenos días,
    Sólo una puntualización. Cuando habláis sobre los genéricos decís: "Los medicamentos genéricos se identifican fácilmente, ya que siempre incluye el principio activo (composición) seguido del nombre del laboratorio fabricante y de las siglas E.F.G. (Equivalente Farmacéutico Genérico). Comentaros la ley de Garantias y URM en su artículo 14 (garantías de identificación) dice (os copio la última parte):"...asimismo, podrán denominarse con una marca siempre que no pueda confundirse con una denominación oficial española o una denominación común internacional ni inducir a error sobre las propiedades terapéuticas o la naturaleza del medicamento." Como véis, la cosa se complica...
    Un saludo y felicidades por vuestro trabajo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leire, hemos añadido tu aportación al post.

      Gracias por colaborar. Saludos!!

      Eliminar
  2. Cuando las originales marcas de Atorvastatina, costaban lo que costaban, yo era el primero que ante una prescripción, generalmente a nivel especializado de una de ellas, intentaba dialogar con el paciente su conveniencia, la posibilidad de sustituirlo por otra estatina mucho más barata y que igual podía conseguir parecido efecto.
    Cuando surgieron las primeras marcas, porque son marcas, de atorvastatinas EFG intentaba convencer al paciente que ese Cardyl o Zarator que le habían prescrito, se podía sustituir por otro igual, que en principio obtendría el mismo efecto y la mitad de barato.
    Cuando en diciembre de 2011, todas las atorvastatinas cuestan lo mismo, el tema de la marca me importa un comino. Lo que me interesa es la indicación de la prescripción, y en el caso de que esta lo este, la seguridad de la dispensación.
    Y resulta que esta no existe. Porque si se opta por prescribir por principio activo, totalmente respetable, resulta que la fidelización a una marca no se hace en la farmacia. Y le dan una caja distinta de lo mismo, pero que resulta que si al final el resultado no es el esperado el paciente siempre dice... ¿y no será porque me han dado cuatro cajas distintas?. Si le hubiesen dispensado siempre el mismo, y el resultado no es el esperado, es evidente que el problema está en el principio activo o en seguimiento de otros condicionantes del tratamiento, pero no será porque le han dado cuatro cajas distintas cada vez, de un tamaño, color de caja y comprimido distintos.
    Por eso yo desde entonces me olvido de la marca y no tengo ningún problema en prescribir Cardyl o Zarator, o poner al principio atorvastatina la marca del laboratorio para que siempre le den la misma. Y en estos casos elijo laboratorios que a mí, me producen más seguridad subjetiva (doy por hecho que todos son iguales).
    No hablemos ya con otros productos. He puesto muchas veces en comentarios esa paciente que estaba con una Paroxetina, para la depresión decía ella, y me pedía el protector, enseñándome un frasco como donde viene el Omeprazol Davur que tomó en su día, y que asociaba con ese principio activo. Pues bien era otro frasco de paroxetina del que estaba tomando dos más.
    Cambio que se produjo estando en Andalucía donde la receta electrónica es un riesgo de que se produzcan estas cosas.
    Creo que es mucho más importante meternos en la polimedicación y en la desprescripción, pensando en la seguridad del paciente, una vez que el precio es igual para todos estos productos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando.

      Estamos de acuerdo contigo en que la dispensación de distintos genéricos de un mismo principio activo a un paciente conlleva un alto riesgo de errores de medicación, agravándose enormemente la situación en el caso de personas mayores polimedicadas.

      Sin embargo, pensamos que hasta que podamos evitar que esto siga ocurriendo, debemos darle soluciones a los pacientes.

      Nosotros trabajamos en un proyecto de Conciliación Terapéutica en el paciente polimedicado y hemos detectado que también existe una información farmacoterapeutica muy deficiente. Este hecho si depende de nosotros y también es responsable de errores de medicación.

      Pensamos que es fundamental que el paciente y/o cuidador, siempre que sea posible, adquiera unos conocimientos y habilidades básicas para el manejo de su tratamiento, para que sea capaz de identificar sus medicamentos por su composición y conocer para que los toma. Aportando esta información, esperamos reducir el riesgo de duplicidades u omisión y por tanto, aportar nuestro granito de arena en la seguridad del paciente.

      No obstante, está claro que debemos seguir exigiéndole a la administración pública que nos legisla que asuma su parte de responsabilidad.

      Gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Es absurdo de que de un producto puntero, en cuanto sale su EFG pasen de tres originales a 38 presentaciones, de marcas desconocidas hasta entonces, de origen incierto, de permanencia en el mercado dudoso en función de su introducción y que genera, sobre todo con la receta electrónica la dispensación de varias cajas de productos que son el mismo, pero de apariencias totalmente distintas y que a larga solo producen confusión en la toma, que no en la dispensación que en ocasiones incluso está motivada por causas evonómicas ( precio más barato,en la compra no en la venta, lo que genera un mayor beneficio que prima este tipo de dispensaciones.

      Eliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.

¿Qué es POLIMEDICADOS 2.0?

Polimedicados 2.0 es una página dirigida a pacientes, cuidadores y profesionales sanitarios donde pretendemos facilitar información y herramientas en materias de salud.

Todos los contenidos de Polimedicados 2.0 son revisados y publicados por los profesionales sanitarios que forman el Grupo PACTa con el único objetivo de ofrecer una información objetiva, de confianza e independiente. Sin intención, en ningún caso, de sustituir las recomendaciones de tu profesional sanitario.

Polimedicados 2.0 ofrece:

- Boletines informativos de salud que serán publicados periodicamente sobre medicamentos y autocuidados, que son elaborados por los profesionales sanitarios del Grupo PACTa.

- Enlaces web oficiales de interés para la ciudadanía y el profesional sanitario.

- Otros recursos: vídeos, documentos, podcast,... como material de apoyo para la promoción de su educación sanitaria.

Envíanos tu opinión y sugerencias rellenando el siguiente cuestionario.

Queremos adaptarnos a tus necesidades

Grupo PACTa.